news_press-statement_main-image

Asamblea de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores: hacer de la Iglesia un "lugar seguro" para los niños

 

Ciudad del Vaticano, 8 de febrero de 2015 (VIS) - Los miembros de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores se reunieron en Asamblea Plenaria del 6 al 8 de febrero en Roma.

 

 

Los miembros que participaron en la Asamblea son: Cardenal Seán O'MALLEY, OFM Cap. (Estados Unidos), Presidente; Mons. Robert OLIVER (Estados Unidos) Secretario;  S.E. Mons. Luis Manuel ALI HERRERA (Colombia); Catherine BONNET (Francia); Marie COLLINS (Irlanda); Gabriel DY-LIACCO (Filipinas); Sheila B.ssa HOLLINS (Reino Unido); Bill KILGALLON (Nueva Zelanda); Sr. Kayula LESA, RSC (Zambia); Sr. Hermenegild MAKORO, CPS (Sudáfrica); Kathleen McCORMACK (Australia); Claudio PAPALE (Italia); Peter SAUNDERS (Reino Unido); Hanna SUCHOCKA (Polonia); Krysten WINTER-GREEN (Estados Unidos); Rev. Humberto Miguel YÁÑEZ, SJ (Argentina) y Rev. Hans ZOLLNER, SJ (Alemania).

 

La Comisión Pontificia emitió posteriormente el siguiente comunicado, cuyo texto íntegro se publica a continuación:

 

“La reunión de este año fue la primera oportunidad para que los diecisiete Miembros de la Comisión recientemente ampliada se reunieran y compartieran su progreso en la tarea encomendada por el Santo Padre: asesorar al Papa Francisco en la salvaguardia y protección de los menores en la Iglesia.

 

Durante las reuniones, los Miembros presentaron informes de sus Grupos de Trabajo de expertos, desarrollados durante el año pasado. La Comisión completó entonces sus recomendaciones sobre la estructura formal de la Comisión y acordó varias propuestas para someterlas al Santo Padre, para su consideración.

 

Los Grupos de Trabajo forman parte integrante de la estructura de trabajo de la Comisión. Entre las Sesiones Plenarias, estos grupos llevan adelante investigaciones y proyectos en áreas que son centrales para la misión de hacer de la Iglesia un "hogar seguro" para niños, adolescentes y adultos vulnerables. Estos incluyen: cuidado pastoral para los sobrevivientes y sus familias, la educación, directrices sobre buenas prácticas, formación al sacerdocio y a la vida religiosa, normas eclesiales y civiles que regulan las acusaciones de abuso, y la responsabilidad de las personas que ocupan cargos de autoridad en la Iglesia cuando se enfrentan a denuncias de abusos.

 

La Comisión es muy consciente de que la cuestión de la responsabilidad reviste una gran importancia. En su Asamblea, los Miembros acordaron una propuesta inicial para someterla al Papa Francisco para su consideración. Además, la Comisión está desarrollando procesos para garantizar la responsabilidad de todos los que trabajan con menores en la Iglesia - clérigos, religiosos y laicos -.

 

Parte de esta responsabilidad consiste en sensibilizar y comprender a todos los niveles de la Iglesia sobre la seriedad y urgencia de aplicar los procedimientos de protección adecuados. Con este fin, la Comisión también acordó desarrollar seminarios para educar a los líderes de la Iglesia en el área de la protección de los menores.

 

A raíz de la Carta del Santo Padre a los Presidentes de las Conferencias episcopales y a los Superiores de los Institutos de Vida Consagrada y de las Sociedades de Vida Apostólica, del 2 de febrero, la Comisión espera con interés de poder colaborar con las Iglesias a nivel local poniendo a disposición su experiencia y para garantizar las mejores prácticas en las directrices para la protección de los menores.

 

La Comisión también está preparando materiales para una Jornada de Oración para todos aquellos que han sido perjudicados por el abuso sexual. Esto subrayará nuestra responsabilidad de trabajar por la curación espiritual y también ayudará a concientizar a la comunidad católica sobre el flagelo del abuso de menores.

 

El Papa Francisco escribe, en su carta a los líderes de la Iglesia: ’las familias deben saber que la Iglesia está haciendo todo lo posible para proteger a sus hijos’.

 

Conscientes de la gravedad de nuestra tarea de aconsejar al Santo Padre en este esfuerzo, les pedimos que apoyen nuestro trabajo con la oración."

PCTM su twitter