iStock-499979209

Desde el comienzo, los miembros de la Comisión han adoptado el principio de que la curación y el cuidado pastoral de las víctimas y sobrevivientes de abuso sexual es de importancia primordial para su trabajo.

 

Lo primero para aprender a proteger a los menores y personas vulnerables es reunirse con las víctimas y sobrevivientes y escucharlas. Esto es una parte importante del proceso de curación de las víctimas y sobrevivientes, pero también de sus familias, comunidades y la Iglesia en general.

 

Las víctimas y los sobrevivientes, más que nadie, nos pueden enseñar cómo prevenir futuros casos de abuso. Uno de los grupos de trabajo de la Comisión específicamente dedicados se centra en iniciativas y proyectos dirigidos a mejorar la asistencia pastoral a las víctimas y sobrevivientes, sus familias y los feligreses afectados por el abuso clerical.

 

CURACIÓN Y CUIDADO

para las PERSONAS QUE HAN SUFRIDO ABUSO

para las PERSONAS QUE HAN SUFRIDO ABUSO

Los miembros han subrayado la misión de la CPPM de asesorar al Santo Padre sobre cómo mejorar los mecanismos de respuesta y los canales de comunicación con las víctimas...

> Leer más
para NIÑOS Y FAMILIARES

para NIÑOS Y FAMILIARES

La asistencia pastoral a los familiares de los menores y adultos vulnerables que han sufrido abusos es una parte esencial del proceso de curación.  Las familias de...

> Leer más
para las COMUNIDADES

para las COMUNIDADES

La oración es una parte central e importante del proceso de curación para las víctimas/sobrevivientes y para toda la comunidad de fieles. Más aún, la oración pública es...

> Leer más