El Santo Padre estableció de forma clara la misión de la Comisión en el Quirógrafo:

 

  1. “Tarea específica de la Comisión será proponerme las iniciativas más adecuadas para la protección de los menores y adultos vulnerables,

  2. así como realizar todo lo posible para asegurar que delitos como los sucedidos ya no se repitan en la Iglesia.

  3. La Comisión promoverá, conjuntamente con la Congregación para la Doctrina de la Fe, la responsabilidad de las Iglesias particulares para la protección de todos los menores y adultos vulnerables."

 

Con este fin, los miembros han centrado en tres ámbitos principales y las comparten con todas las Conferencias Episcopales y los laicos: Curación y Cuidado, Líneas Guía y Educación y Formación. Son, y serán, ámbitos en desarrollo que tienen como fin cumplir con el mandato que el Santo Padre ha otorgado a la CPPM. Les invitamos a que consideren estos ámbitos y evalúen lo que están haciendo en su entorno para mejorar la protección de los menores y los adultos vulnerables. 

Trabajemos juntos para mantener a los niños y a las personas vulnerables a salvo de todo mal.

COSA FACCIAMO

CURACIÓN Y CUIDADO

CURACIÓN Y CUIDADO

Desde el comienzo, los miembros de la Comisión han adoptado el principio de que la curación y el cuidado pastoral de las víctimas y sobrevivientes de abuso sexual...

> Leer más
LÍNEAS GUÍA

LÍNEAS GUÍA

El Papa Francisco ha encomendado a la  “Comisión Pontificia para la Protección de Menores” (CPPM) la misión de ayudar a las Iglesias locales. Ha...

> Leer más
EDUCACIÓN Y FORMACIÓN

EDUCACIÓN Y FORMACIÓN

Una parte importante del trabajo de la Comisión es estudiar la mejor forma de proporcionar educación y formación sobre la protección de menores y adultos vulnerables. La...

> Leer más