istockphoto-1095864850-2048x2048

Los Miembros de la PCTM han presentado al Papa Francisco, en febrero del 2015, propuestas para el Estatuto de la Comisión. Este estatuto formulaba el objetivo y la autoridad de la Comisión. Después que la Santa Sede revisó tales propuestas, el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, promulgó el siguiente estatuto por un período de tres años ad experimentum (21 de abril del 2015). El documento oficial fue publicado en italiano y en inglés.

 

 

El Estatuto de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores

CIUDAD DEL VATICANO – 8 de mayo del 2015

 

 

 

- Art. 1 - NATURALEZA Y COMPETENCIA

 

§ 1. La Comisión Pontificia para la Protección de los Menores es una institución autónoma vinculada con la Santa Sede, con personería jurídica pública (can. 116 CIC). La Comisión es un cuerpo consultivo al servicio del Santo Padre.

 

§ 2. La protección de los menores es de importancia primordial. El propósito de la Comisión es proponer al Pontífice iniciativas, según las modalidades y determinaciones indicadas por este Estatuto, a fin de promover la responsabilidad de las Iglesias particulares para la protección de todos los menores y los adultos vulnerables.

 

§ 3. Las propuestas presentadas por la Comisión al Santo Padre deben ser previamente aprobadas por la mayoría de los dos tercios de los Miembros.

 

§ 4. En la elaboración de las propuestas a las que se refiere el § 2, cuando la materia concierne la competencia de otras instancias eclesiales, el Presidente de la Comisión, con la asistencia del Secretario, consultará con prontitud los organismos competentes para la protección de los menores en las Iglesias locales, las conferencias episcopales, las conferencias de los institutos de vida consagrada y las sociedades de vida apostólica, así como el Dicasterio de la Curia romana competente en esa materia. Esa consulta será compartida de manera transparente con los Miembros de la Comisión.

 

§ 5. La Comisión podrá requerir un informe a los organismos interesados a los que se refiere el § 4, sobre la eficacia del trabajo desarrollado.

 

§ 6. La Comisión tiene sede legal en el Estado de la Ciudad del Vaticano.

 

 

 

- Art. 2 - COMPOSICIÓN Y MIEMBROS

 

§ 1. La Comisión está compuesta por un máximo de dieciocho Miembros nombrados por el Santo Padre por un período de tres años, los cuales podrán ser reconfirmados.

 

§ 2. Los miembros son elegidos entre personas de buena y probada reputación, además de reconocida competencia en los diversos ámbitos que interesan a la actividad confiada a la Comisión.

 

§ 3. El Presidente es nombrado por el Sumo Pontífice entre los Miembros de la Comisión, por un período de tres años y puede ser nuevamente confirmado al término del cargo.

 

§ 4. El Secretario es nombrado por el Sumo Pontífice, por un período de tres años, entre personas de reconocida competencia en la protección de los menores y al término de su cargo puede ser reconfirmado en el cargo; es miembro de la Comisión ex officio.

 

 

 

- Art. 3 - LA ASAMBLEA PLENARIA

 

§ 1. La Comisión es convocada a Asamblea Plenaria dos veces al año. A soilicitud de dos tercios de los Miembros y el consenso del Presidente, se puede convocar una Asamblea Plenaria extraordinaria. Para que la Asamblea Plenaria pueda considerarse válidamente constituida, se requiere la presencia de al menos dos tercios de sus Miembros. Con las mismas condiciones, la Asamblea Plenaria puede reunirse también mediante videoconferencia.

 

§ 2. Durante la Asamblea Plenaria, los Miembros actúan colegiadamente bajo la dirección del Presidente.

 

§ 3. La Asamblea Plenaria elige internamente, por mayoría absoluta de votos, dos Miembros que, junto con el Presidente y el Secretario,  forman parte del Comité que trata la Agenda de la siguiente Asamblea Plenaria. La función termina cuando finalicen los temas de esa Agenda de la Asamblea.

 

§ 4. Corresponde al Comité guiar el desarrollo de la Asamblea Plenaria, y en particular:

  • determinar el orden del día;
  • asegurar que la documentación que necesitan los Miembros se transmita al menos dos semanas antes de la reunión prevista;
  • asegurar la preparación de las minutas de las reuniones y su conservación en los archivos de la Comisión.

 

 

 

- Art. 4 –EL PERSONAL

 

§ 1. Corresponde al Presidente, en el ámbito de sus competencias, asegurar el correcto funcionamiento de la Comisión y dirigir las reuniones de la misma.

 

§ 2. La tarea del Secretario es asistir al Presidente en el desarrollo de sus funciones, actuar en nombre de la Comisión en los asuntos ordinarios y dirigir la oficina de la Comisión. También le corresponde al Secretario promover la colaboración de la Comisión con los organismos responsables para la protección de menores, en particular las Iglesias, las Conferencias episcopales y las Conferencias de los Institutos de vida consagrada y las Sociedades de vida apostólica, así como con los Dicasterios y las demás instituciones de la Curia Romana.

 

§ 3. Los funcionarios que trabajan en la oficina de la Comisión asisten al Presidente, coordinados por el Secretario. A un funcionario se le asigna la responsabilidad especial de la administración de los recursos materiales, y de la preparación de los informes presupuestarios, contables y financieros de la Comisión, según las normas establecidas por la Curia romana.

 

§ 4. El Secretario se equipara a los Prelados Superiores, según el art. 3 del Reglamento General de la Curia Romana.

 

§ 5. Para la contratación y empleo del personal se observarán las normas contenidas en el Reglamento General de la Curia Romana y en el Reglamento de la Comisión  independiente de Evaluación para la contratación de personal laico en la Sede Apostólica, con las modificaciones y agregados posteriores.

 

 

 

- Art. 5 –GRUPOS DE TRABAJO

 

§ 1. Las iniciativas referidas en el art. 1, § 2, son elaboradas por grupos de trabajo, y las someten a la aprobación de los Miembros de la Comisión. Cada grupo de trabajo se constituye para examinar en profundidad temas específicos y, en virtud de estas, presentar las propuestas a la Asamblea Plenaria.

 

§ 2. Las propuestas elaboradas por los grupos de trabajos, mencionados en § 1, se pondrán a disposición de los Miembros para sus observaciones a través de la vía electrónica. La tarea de cada grupo cesa, excepto cuando sean necesarios más estudios, con la presentación de las propuestas a la Asamblea Plenaria.

 

§ 3. El Presidente, después de escuchar la opinión de los Miembros de la Comisión, designará a uno de ellos como moderador de cada grupo de trabajo.

 

§ 4. El moderador de cada grupo de trabajo presenta a la Comisión una lista de al menos tres nombres para la designación de los colaboradores del mismo grupo. Estos colaboradores son elegidos entre personas de buena y probada reputación y con una reconocida experiencia en la materia de estudio de dicho grupo de trabajo.

 

§ 5. Los colaboradores, a los que se refiere el § 4, que no son Miembros de la Comisión, desempeñarán la tarea a ellos encomendada sin llegar a ser Miembros de la Comisión ni adquirir ningún derecho o función dentro de la Comisión.

 

 

 

- Art. 6 –NORMAS GENERALES

 

§ 1. La Comisión Pontificia, así como la oficina y los grupos de trabajos, cuentan con los recursos humanos y materiales adecuados, en relación con las funciones asignadas institucionalmente.

 

§ 2. La Comisión funciona de conformidad con las normas del presente Estatuto, las disposiciones canónicas universales y por el Reglamento General de la Curia Romana.

 

§ 3. Los Miembros de la Comisión, el personal y los colaboradores de los grupos de trabajo están obligados a respetar la confidencialidad de los informes o informaciones de las que hayan tenido conocimiento en el ejercicio de sus tareas y funciones.

 

§ 4. Los idiomas utilizados por la Comisión son el italiano, el español y el inglés.

 

§ 5. Los archivos de la Comisión se conservan dentro del Estado de la Ciudad del Vaticano.

 

§ 6. Las normas del presente Estatuto deberán ser observadas ad experimentum durante un período de tres años, al términe del cual la Comisión presentará al Sumo Pontífice posibles cambios para la aprobación del Estatuto definitivo.

 

 

 

Vaticano, 21 de abril de 2015

Cardenal Pietro Parolin

Secretario de Estado

 

 

QUIÉNES SOMOS

NUESTRA HISTORIA

NUESTRA HISTORIA

La idea de una Comisión de expertos que actuase como un órgano asesor del Santo Padre para la protección de los menores y adultos vulnerables  fue propuesta por...

> Leer más
MIEMBROS

MIEMBROS

“(...) encargo a los miembros de esta Comisión para la protección eficaz de los menores y adultos vulnerables, que prescindan del credo religioso que profesan, porque...

> Leer más
NUESTRA MISIÓN

NUESTRA MISIÓN

"La tarea específica de la Comisión será proponerme las iniciativas más adecuadas para la protección de los menores y adultos vulnerables, así como realizar todo lo...

> Leer más